Estrategias Intradiarias con Sistemas en Forex

Los sistemas de trading intradía son aquellos que no dejan posiciones abiertas al cierre de la sesión, entran y salen del mercado en el mismo día. Son los sistemas “Day Trading”.

Lógicamente estos sistemas trabajan sobre charts intradiarios, usualmente de bajo timeframe, 5 o 1 minutos, e incluso los hay sobre charts de ticks. No todo el mundo utiliza esta clasificación, se pueden encontrar referencias a sistemas intradía que sí dejan posiciones abiertas a fin de día, son los llamados sistemas intradiarios continuos, que “corren” en el chart intradiario pero no cierran necesariamente antes de que la sesión finalice. De todas formas, a estos sistemas sería más correcto llamarlosDay-to-Day Trading

Mayoritariamente los sistemas intradía se basan en patrones de precios, huecos y en la hora del día. Para ello pueden utilizar tanto pautas de precio como indicadores y muchos intentan aprovechar la volatilidad que se da solo en ciertos momentos, de ahí que suela ser importante la hora de la sesión en estos sistemas.

Es verdad que mayoritariamente son sistemas de reversión, ya que los sistemas típicamente tendenciales se encuentran con la restricción de tener que cerrar al fin de la sesión. Esto provoca que no puedan dejar correr los beneficios, algo imprescindible en un tendencial, ya que unos pocos grandes trades suelen compensar a muchos trades perdedores de menor cantidad. No obstante, son usuales los de expansiones de volatilidad que no dejan de ser parecidos a los sistemas tendenciales.

Uno de los elementos más utilizado en los sistemas intradía son los Pivot Points, indicador disponible en casi todas las plataformas que nos permite proyectar niveles de soporte y/o resistencia para la jornada. Dependiendo de las versiones, se calcula un pivot central y dos o tres soportes y resistencias adicionales. Existe un indicador clásico llamado Pivot Points, pero hay diversas variantes que utilizan cálculos ligeramente distintos, o que diferencian en su cálculo dependiendo de si la apertura de hoy es inferior, igual o superior a la del día anterior.

La versión clásica sigue los siguientes cálculos:

Pivot central: P = (H x L x C)/3

Resistencia 1: R1 = 2 x P – L

Soporte 1: S1 = 2 x P – H

Resistencia 2: R2 = (P – S1) + R1

Soporte 2: S2 = P -(R1 -S1)

En cualquier caso los pivots se basan en un sencillo pero lógico concepto estadístico. La mejor predicción del precio de mañana es el precio de hoy. Así, el máximo, mínimo y cierre de hoy serán una buena referencia de soporte y/o resistencia para mañana.

De los 4 campos de precio que tiene una barra diaria, O, H, L, C, conocemos la hora de dos de ellos, O y C. Estaría muy bien conocer la hora del día en que se producen los máximos y los mínimos ¿verdad? En efecto, otro aspecto importante es la hora del día en que se producen los máximos y mínimos del día. Conocer en qué hora son más probables nos daría una ventaja para operar.

Todas las sesiones de trading suelen tener el mismo patrón de comportamiento. Fuerte volumen en horas cercanas a apertura y cierre, y menos volumen en las horas centrales del día. Bien, aquí hay que hacer una salvedad importante entre mercado europeo y americano. Dado que la mayoría de noticias importantes americanas se publican antes de su apertura, concretamente a las 14:30 hora europea (UTC +1), en esas horas también hay un fuerte incremento de volumen en Europa. No obstante, el perfil de la sesión es bastante parecido.

Y en efecto, es también en la apertura y cierre donde se hacen más máximos y mínimos. Fijaros en el siguiente gráfico:

Es un chart de Excel que construimos mediante un archivo texto que nos genera un algoritmo propio para TradeStation que nos muestra en qué hora se hacen los máximos y mínimos de la sesión del gráfico donde ejecutamos este algoritmo. En concreto estos datos son del futuro del DAX en 30 minutos desde enero de 2012 hasta el 8 de agosto de 2013, que recogen un total de 403 sesiones. Este periodo es netamente alcista aunque alguna corrección importante también ha habido.

Como veis la media hora con más máximos y mínimos es la primera del día, incluso cuando aún no ha abierto el horario regular. Y la segunda media hora más frecuente es justamente la primera barra de horario regular, la que finaliza a las 9:30. También las siguientes tienen bastante frecuencia, hasta las 10:30 se producen bastantes máximos y mínimos diarios. Luego hay otras dos zonas muy frecuentes. La última del día a las 22:00 horas, coincidiendo con el cierre de Wall Street, y la última hora del cierre regular, entre 16:30-17:30 horas.

Una información interesante es que a las 10:30 ya se han producido el 33% de los máximos del día y el 36% de los mínimos. Esto puede sernos útil para confeccionar nuestros sistemas intradiarios.

Un tipo de sistemas muy conocido intradiario son los sistemas ORB (Open Range Breakout). Estos sistemas se basan justamente en este principio. Delimitan un rango desde la apertura hasta una hora determinada, y operan a favor de las rupturas de dicho rango, apostando por que esa ruptura marcará la tendencia del resto de la sesión. El DAX es un futuro bastante propicio para ello como muestra ese elevado número de máximos justo a las 22:00h

Otro elemento que utilizan muchos sistemas intradiarios es la gestión del hueco de apertura. Puede formar parte de un sistema ORB o ser un sistema propio que solo opera el hueco, habitualmente apostando por el cierre del mismo si se dan determinadas condiciones. Seguro que habéis oído muchas veces que todos los gaps se cierran. ¿Es esto cierto?

Mediante otro algoritmo de TradeStation vamos a tratar de medir que efecto provocan los gaps de apertura en la sesión de trading. En este caso trabajamos de nuevo en el futuro del DAX, pero desde el 21 de noviembre de 2005, primera jornada en que el DAX empezó a cerrar a las 22:00 y hasta la actualidad. Hemos medido los gaps en intervalos de 7.5 puntos.

No vamos a aburriros con todos los datos ya que el algoritmo nos aporta muchos datos con los que sacar conclusiones. Algunas conclusiones que hemos extraído son:

  • Los grandes gaps suelen marcar tendencia al cierre de la sesión de trading. Hay 41 gaps de 75 puntos o mayores (este es el tamaño de gap mayor que hemos estudiado) En el 71% de ellos el precio de cierre fue superior al de apertura. El porcentaje mayor de toda la serie de gaps cerrados lo ha marcado el gap de unos 60 puntos, con un porcentaje de cierres del 73%. En la serie de datos hemos encontrado 22 gaps de unos 60 puntos. El resto de gaps muestran porcentajes de cierres superiores a la apertura significativamente menores.
  • Los datos confirman el sesgo alcista del mercado. En todos los casos estudiados, siendo el gap alcista y bajista del mismo número de puntos, siempre el gap alcista muestra mayor porcentaje que el bajista de cierres en la dirección del gap. Es decir, en todos los casos, el gap bajista muestra mayor tendencia a intentar cerrarse (al cierre) que el alcista.
  • El mayor porcentaje de cierres en negativo cuando hay gap al alza o en positivo cuando el gap es a la baja es de solo el 51%, en contraste con el 73% comentado anteriormente de cierres superiores al gap alcista de más de 60 puntos. El 51% de los gaps bajistas de unos -7.5 puntos cerraron en positivo, es decir, cerraron el gap bajista (al cierre). El 2º porcentaje mayor lo marca otro gap bajista, el de unos 67.5 puntos. El 47% de estos gaps bajistas provocaron un reversal y se cerraron (al cierre). Nótese que esta cifra es realmente importante al tratarse de un gap importante. Estos días fueron días de aperturas notablemente bajistas y que al final cerraron el día en positivo. Como referencia, el mayor porcentaje de gaps alcistas cerrados (al cierre), se obtiene con el gap alcista de solo unos 7.5 puntos. En este caso se cerraron (al cierre) el 41% de los gaps. Por tanto, los gaps alcistas muestran una notable mayor tendencia a no ser cerrados y provocar cierres de la jornada superiores al gap.
  • Si valoramos el perfil de la sesión de trading también encontramos datos interesantes. Es relativamente frecuente cruzar el precio de cierre anterior durante la sesión, es decir, a cubrir el gap durante la sesión de trading. Incluso en gaps grandes se ven porcentajes significativos. Por ejemplo, el 52% de los gaps de unos 67.5 puntos cruzaron al menos una vez el cierre anterior durante la sesión, a pesar de que, justamente ese mismo porcentaje, el 52%, ¡cerraron por encima de la apertura! Por lo tanto, sí hay tendencia a intentar cerrar el gap (a cubrirlo). De nuevo, esta tendencia es mucho más fuerte en los gaps bajistas. El menor porcentaje de gaps bajistas cubiertos durante la sesión (es decir, en algún momento de la sesión se cruzó el precio de cierre anterior) es del ¡43%! Concretamente son los gaps de unos -52.5 y también los de unos -75 puntos. En efecto, el menor. Todo el resto de gaps bajistas muestran porcentajes mayores al 43%.
  • A destacar también la tendencia a que el gap condicione la apertura de la sesión siguiente. En esta variable sí que hay más simetría alcista/bajista. En unos casos gana el gap bajista en otras el alcista. Por ejemplo, valorando el gap de +-75 puntos, en el 46% de estos gaps alcistas, la jornada siguiente se abrió en positivo continuando la tendencia del gap. En cambio, el 61% de estos gaps bajistas mostraron una apertura bajista en la jornada siguiente al gap, es decir, se abrió a favor del gap bajita anterior, cayendo.

Estos con algunos de los elementos que utilizamos en los sistemas intradiarios. Esperamos que os resulten útiles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *