GESTION DEL CAPITAL EN FOREX

En este apartado he querido englobar tanto la gestión del capital propiamente dicha tanto para acciones como para productos apalancados así como comentar errores comunes que se cometen pero que afectan a nuestra cuenta y unos consejos sobre los stops.

GESTION DEL CAPITAL

Esta parte es de todas de las que consta el curso la más importante de todas. Podemos saber mucho de análisis técnico pero si no gestionamos el capital cometeremos errores que nos puede costar muy caros. Voy a poner un ejemplo muy claro, Si perdemos en una operación un 50% para recuperar el capital perdido necesitaremos ganar un 100%. Por eso es muy importante saber gestionar el capital. Si sacamos un gráfico de nuestro capital veremos que se parece mucho al gráfico de un valor, tiene sus avances y sus retrocesos. Es importante tener un colchón detrás por lo que pueda pasar. Si tras una mala racha nuestro capital se resiente las siguientes entradas deberían ser más conservadoras para evitar riesgos, claro que esto hará que nos cueste más recuperar, o no, al tener que ser más conservadores lo más seguro es que hagamos las cosas mejor y las siguientes entradas sean más fructíferas. Voy a intentar marcar unas pautas de gestión del capital tanto para valores como para el que se inicia en los futuros.
VALORES
En valores no se debería invertir más del 50 o 60% de todo el capital, puede hacernos falta para una ampliación de capital por ejemplo. Lo ideal sería diversificar en varios valores calculando siempre los gastos que esto nos genera. Si tenemos una mala racha debemos seguir la misma pauta y no intentar arriesgar más capital para así recuperarnos antes. Esta es una reacción normal pero es un error, como comento arriba el ser más conservador nos ayudara a recuperarnos antes. Esta es una lucha más contra nosotros mismos que contra el capital, el control del capital también nos ayudará a controlar nuestros impulsos. La mejor manera de sobrevivir en este mundo es controlar el gasto y el riesgo. El capital restante lo podemos dejar en productos conservadores como fondos de renta fija o cualquier otro de riesgo bajo.
FUTUROS
La gestión del capital en los futuros, cfd’s o cualquier otro producto con apalancamiento no es que sea importante, es vital para sobrevivir. En este tipo de productos el capital invertido puede desaparecer en un abrir y cerrar de ojos e incluso podemos perder un 200% del capital invertido en una vuelta del mercado. Para operar en futuros nunca debemos arriesgar más de 1/3 de todo nuestro capital sumando todas las posiciones abiertas y calculando las pérdidas que queremos asumir, el resto se debe dejar para cubrir garantías si fuera necesario o para recuperarnos en caso de necesidad. Si tenemos una mala racha hay que reducir exposición bien en número de contratos o en número de subyacentes. En futuros una buena entrada nos puede dar una rentabilidad muy jugosa pero también nos la puede restar si no estamos atentos. Aquí si es importante el cortar las pérdidas rápidamente y dejar correr las ganancias.
Vamos a ver un ejemplo, si disponemos de 60,000 euros no invertiríamos más de 20,000 como máximo, estos 20,000 lo ideal sería invertirlos en dos o tres subyacentes por aquello de diversificar, Si decidimos entrar en un solo subyacente como el riesgo va a ser mayor deberíamos arriesgar por ejemplo 17,000 o 18,000 euros. Los 40,000 euros restantes podemos invertir 30,000 en productos conservadores hasta que nos hagan falta y 10,000 dejarlos por si necesitamos capital urgentemente para cubrir garantías adicionales.
Si trabajamos con sistemas automáticos el sistema sería el mismo, invertimos 1/3 del capital por si el sistema entra en una mala racha y esperaríamos a que el sistema saque el capital para aumentar los contratos. Es decir que si metemos 3,000 euros en el sistema invertimos 1,000 y esperamos a tener 6,000 para aumentar otro contrato. Si el sistema fuera bastante seguro podríamos doblar con 4,500 o 5,000 pero alertas ante una mala racha y si llega reducir a la posición inicial.
EL DILEMA DE LOS STOPS
 
Aquí entramos en el aspecto de la bolsa que más disputas ofrece. Podemos encontrar diversas opiniones sobre los stops pero primero vamos a ver las dos clases de stops que existen, no tipo de órdenes que son más amplias.
  • El stop loss.
  • El stop profit.
El stop loss es como muchos ya sabrán el stop de pérdidas, es el que nos debe proteger de futuras pérdidas. Aquí nos enfrentamos con varios dilemas.
  • Ponerlo o no.
  • Ajustarlo mucho o no.
Lo primero es ver si debemos ponerlo o no. Lo aconsejable es ponerlo siempre pero la forma de ajustarlo es primordial, es muy común que tanto en valores o futuros se hagan barridos para saltar los stops por lo que el ajustarlo bien es muy importante. Entrar en un valor sin stop es como tirarse a una piscina sin saber si tiene agua o no, si la tiene no habrá problema pero si no es así el tortazo está asegurado.
Cuando entramos en un valor al alza, (a partir de ahora hablaremos solo de posiciones al alza) hay que ver donde tenemos el soporte, ahí es donde debemos colocar el stop y esa debe ser nuestra referencia. Ahora bien, existen varias formas de aplicarlo, la física sería en la que damos la orden a nuestra agencia o banco para colocar la orden y esa orden entra al mercado y por consiguiente es vista en el mercado por aquellos que pueden verlas, la otra forma es que sea un stop mental, es decir , que seamos nosotros los que tengamos el stop en nuestra cabeza y en cuanto rebase ese nivel ejecutarla, aquí el problema radica en si llegado el momento seremos capaces de lanzar la orden. Otra forma y es la que recomiendo es poner el stop al cierre del día. Es común que los stops en ciertos soportes sean reventados para posteriormente volver el valor y recuperar niveles por lo que si esperamos al cierre del día nos ahorraremos disgustos algunas veces.
En todo caso todo está estudiado y hagamos lo que hagamos no todo nos saldrá bien. Otro factor que hay que tener en cuenta es la distancia del stop al soporte, si los ajustamos mucho nos los saltarán rápidamente si así lo desean, si los ajustamos más lejanos y el valor se gira las pérdidas serán más amplias. Lo que si que les puedo decir es que ajustarlo mucho suele fallar bastante por lo que es mejor colocarlo algo lejano. Si hemos estudiado bien la entrada y estamos muy seguros de que va a ir en la dirección deseada no tendremos problemas, ahora bien, si nuestra entrada es fruto de la intuición o de un estudio simple del valor es mucho más fácil que el stop nos salte. No es fácil colocar un stop y muchas veces nos saltará y el valor se volverá por lo que nos quedaremos con un palmo de narices. Si no lo colocamos y el valor gira con fuerza podemos quedarnos enganchados durante mucho tiempo y con pérdidas muy grandes.
El stop profit o stop de beneficios es muy beneficioso cuando tenemos una entrada que nos está dando beneficios. Cuando hacemos una entrada aparte de tener claro el stop loss debemos tener claro un objetivo pero este último cálculo puede ser erróneo o puede ser que aparezca una noticia o cualquier factor que gire el valor en contra de nuestros intereses. Es aquí cuando entra el stop profit, la regla es la misma que para el stop loss, si lo ajustamos mucho nos saltará pronto y si lo ajustamos lejano al precio pues las ganancias serán menores si no alcanza el objetivo. Mi recomendación es esperar a que el valor nos marque una pequeña zona soporte e ir desplazando el stop profit a esos niveles, si el valor está realizando una tendencia alcista ordenada deberá respetar esos niveles, así nos aseguramos ganancias en cuanto el valor comienza a moverse a nuestro favor.
ERRORES COMUNES
Los errores que vamos a ver son bastante comunes, sobretodo al principio los solemos cometer, unos tienen fácil solución, simplemente los cometemos por naturaleza pero en cuanto alguien nos abre los ojos nos damos cuenta de ellos y aprendemos a no caer en ellos, los humanos somos así, muchas veces no vemos nuestros propios errores. Otros son más difíciles de controlar ya que conviven con nosotros, si estamos en guardia los controlamos pero hay días en los que uno no está en plenas condiciones y estos errores afloran de nuevo, yo, por ejemplo aunque me pasa de vez en cuando y curiosamente el 98% de las ocasiones es cuando opero sin tener el ordenador delante. Como trabajo por la mañana a veces tengo muy claro lo que va a ocurrir y hago alguna entrada, si desde el inicio sigue mis planes no hay problema y aunque se tuerza tengo claro como salir pero hay veces que las cosas no van como me esperaba y entonces es cuando me ocurre, anulo la mente y me olvido de la entrada sabiendo que las posibilidades de que me salga bien son muy pocas, en lugar de cortar la posición la aguanto y claro, me pillan. Como tengo un stop mental de pérdidas cuando llega al punto doloroso me salgo lo que muchas veces coincide con la vuelta del mercado. Sin embargo si tengo el gráfico delante no me ocurre. Tengo analizado mi problema y mi mente cuando la entrada es buena desde el principio los beneficios me dan tranquilidad y estoy alerta, sin embargo cuando no es así mi mente desconecta aún a sabiendas de que cometo un error. Poco a poco consigo corregir el error pero unos días malos sea por lo que sea parece que me enturbian por decirlo de algún modo y claro la cartera se resiente, luego al llegar a casa al mediodía suelo recuperar lo perdido aunque no todos los días. En fin, es complicado el auto control y hay fallos en nosotros que supongo nos perseguirán el resto de nuestra vida.
Un error que muchos de ustedes ya sabrán es el intentar promediar a la baja. Esto normalmente nos va a hacer un agujero en nuestra cuenta. Cuando un valor está en tendencia se suele pensar en comprar a precios más bajos para bajar la media del precio, esto si se hiciera en un soporte firme pues puede no ser un problema pero claro, esto se hace cuando no tenemos mucha idea de bolsa o de análisis técnico y se promedia en niveles incorrectos lo que no le sienta muy bien a nuestro capital. Este error es común oírlo en las radios y exponer a los analistas este pensamiento. Cuando uno ya ha cogido cierta experiencia ya no lo comete así que si usted es uno de los que lo está pensando ni se le ocurra, solo conseguirá aumentar las pérdidas.
Correr detrás del precio es otro erro común, vemos como un valor se nos va y no podemos resistir la tentación de entrar, hay que tener claro que el precio se mueve por ondas y si hacemos esto estaremos cerca del final de la onda y la corrección posterior nos pillará casi seguro lo que seguramente nos dañará el capital también.

Otro error muy común son las entradas por intuición, hay que tener muy claro donde entrar, que pérdida estamos dispuestos a asumir y sobretodo donde vamos a salir, el último euro para otro, ya saben pájaro que vuela, a la cazuela. Mediten bien sus entradas y no operen a los loco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *