La evolución natural del trader

Lo dijo Charlie F. Wright en su libro “Trading as a business”, en el que definió las cuatro etapas por las que pasa el trader:

  • Trader discrecional
  • Trader técnico
  • Trader iniciado de sistemas
  • Trader experto de sistemas
  1. Trader discrecional

Escucha a amigos, prensa económica, expertos o gurús, y sigue sus consejos y su propia intuición para entrar y salir del mercado. Suele operar en contado y solamente en el lado largo, y rara vez está en liquidez ya que piensa que hay que estar en el mercado para poder ganar. Todavía no ha entendido que estar en liquidez es una opción. De hecho, saber cuándo estar fuera del mercado es una parte importante del éxito de un trader. No tiene un conjunto de reglas definido y suele cambiar de reglas con facilidad.
El trader discrecional es un trader perdedor que cambia fácilmente de método con cada pérdida, lo que le lleva a volver a perder… Si corta a tiempo este círculo vicioso y reflexiona, tal vez pueda pasar a la segunda fase y seguir su evolución.

      2. Trader Tecnico

El trader técnico empieza a comprender que las reglas son necesarias. Empieza a operar con unas reglas que ha visto que le funcionan, pero sigue teniendo problemas con su control emocional y éste le lleva a no seguirlas siempre. Se ha dado cuenta además que hay muchos gurús distintos, muchos libros distintos con muchas técnicas distintas. Estudia y lee muchos libros, lo que es necesario para formarse, pero recibe demasiada información mientras ya está operando, lo que le vuelve a llenar de dudas. ¿Conocéis algún cirujano que opere mientras estaba en la universidad? Ese es el verdadero problema y lo que le lleva a perderse con tanta información y en la búsqueda del santo grial, del indicador infalible que le ilumine su trading.
El trader técnico empieza a descubrir técnicas de gestión de capital, stop loss, pero sigue perdiendo dinero de manera global. El salto a la siguiente etapa lo marca el reconocimiento de que no existe el indicador milagroso. Empieza a volverse escéptico, se da cuenta que debe comprobar las reglas con las que opera, debe hacer un Back-Testing que valore objetivamente sus estrategias.

3. Trader Iniciado en Sistemas

El trader se vuelve exceptivo, pasa de la fe a las pruebas y da el salto a la operativa sistemática. Se ha dado cuenta que necesita seguir una reglas objetivas, de las que no hay que desviarse bajo ningún concepto. Las reglas deben mejorar/evolucionar pero siempre bajo una previa evaluación o Back-Testing que demuestren esa mejoría. Puede que lea la prensa económica o determinado boletín de un gurú, pero esto no le afecta lo más mínimo en su toma de decisiones. Su trading lo rige su sistema, sencillamente porque su sistema se basa en reglas lógicas, las ha estudiado, probado en el histórico, en una base de datos fiable, representativa del universo objeto de estudio y estadísticamente significativa, en distintos tipos de mercado, etc.
En esta etapa el trader ya se ha vuelto disciplinado. Si el sistema marca compra él compra, si el sistema marca venta él vende. Sabe que la utilización del stop es clave pero empieza a darse cuenta que la “clave” no es solo el sistema. “Tan solo” se trata de disponer de una estrategia con esperanza matemática positiva y un buen Money Management dentro de un portfolio bien diversificado.

 4. Trader experto en sistemas

La auténtica gestión de un portfolio de sistemas es el protagonista de esta última fase. Operamos con varios sistemas y en varios mercados, y utilizando algoritmos de gestión monetaria o Money Management. Sabemos que la búsqueda del santo grial es una pérdida de tiempo, y que el riesgo es siempre lo más importante, más incluso que la rentabilidad. El dinero es nuestra materia prima, como lo es la harina para un panadero, y por tanto proteger nuestro capital debe ser un objetivo prioritario. Nuestro control emocional es máximo, las pérdidas no nos afectan, las entendemos como un coste de nuestra empresa, son inevitables, sencillamente forman parte de nuestro negocio.
Tenemos un plan de trading como cualquier otro negocio tiene su plan de empresa. En definitiva estamos totalmente profesionalizados en nuestro trading y en nuestro desarrollo de sistemas.
Personalmente me identifico mucho con esta clasificación. Es cierto que existen traders discrecionales profesionalizados, pero en realidad están bastante cerca del Trader Experto en Sistemas. Tienen reglas bastante estrictas aunque no tanto como los sistemas, y comparten mentalidad, disciplina y gestión de capital, puntos clave de cualquier plan de trading.
La gran ventaja que tenemos en la actualidad es que podéis ser un trader experto de sistemas utilizando sistemas de terceros como los que pone a tu disposición Inversis Banco. Podéis crearnos una cartera de sistemas y aplicar un correcto Money Management a cada sistema y a la cartera, como hacemos los profesionales. Eso sí, vosotros debéis poner la disciplina y el control emocional ;)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *