Sistemas de trading antitendenciales en Forex

Hace algunas semanas hablamos de los sistemas de trading tendenciales, ahora nos toca hablar de los anti-tendenciales.

Obviamente son aquellos sistemas que tratan de aprovecharse de los momentos en que el mercado no está en tendencia. Dado que, sobre todo cuando nos referimos a índices de renta variable, la mayoría del tiempo los mercados se mueven en lateral, tiene todo el sentido del mundo tratar de aprovecharse de ello. De hecho, cuando uno se inicia en el trading suele hacerlo con estrategias de este tipo, porque psicológicamente son más llevaderas ya que suelen tener porcentajes de acierto altos (superiores al 50%) El ser humano lo que peor lleva es el error, así que cuando uno empieza eso de acertar más del 50% de las veces lo ve con muy buenos ojos. Y esto nos lleva al perfil del trader, que es siempre lo más importante más allá de cualquier teoría sobre qué tipo de sistema es mejor o más rentable. Cada sistema tiene una estructura de entrada y salida del mercado, y debemos sentirnos cómodos con ellas, sobre todo con la de salida: Stops más o menos alejados de los precios, trailingstops o no, salidas temporales o no, etc. Nuestro perfil, nuestra aversión al riesgo, es la que debe condicionar nuestra decisión a la hora de elegir sistemas, porqué si no es así, cuando el sistema pase por una mala racha, que lo hará, no tendremos la requerida disciplina para seguir confiando en él.

También son bastante usuales los sistemas anti-tendenciales en el trading intradiario, dado que las estrategias tendenciales “puras”, que deben dejar correr los beneficios claramente, no se pueden aplicar intradiariamente porque no se dejan posiciones abiertas de un día para otro. Ciertamente, hay muchos sistemas que podemos clasificarlos como mixtos. Son sistemas que tienen elementos típicamente tendenciales y otros típicamente anti-tendenciales, no siempre es fácil clasificarlos.

No obstante, a pesar de que la mayoría del tiempo los mercados se mueven en lateral, la mayoría de los grandes sistemas de la historia son tendenciales. ¿Cómo explicamos entonces eso? Sencillamente porque cuando el mercado se mueve en lateral el rango de los precios es pequeño y los sistemas necesitan recorrido en los precios para poder ganar dinero. Cuando hay tendencia, en cambio, el movimiento es de mayor envergadura y hay mucho rango para tratar de aprovecharse de él.

A pesar de ello, también hay buenos sistemas anti-tendenciales, sobre todo cuando nos referimos a la gestión de una cartera de sistemas. Lo importante dentro de una cartera de sistemas es que sus miembros estén descorrelacionados. Qué cuando un sistemas pierda haya otro que gane del tal forma que la curva de nuestra Equity sea lo más lineal posible. Así, dentro de una cartera de sistemas, donde la mayoría de sistemas sean tendenciales, incorporar un sistema anti-tendencial puede aportar valor a la cartera aun cuando individualmente ese sistema pueda perder dinero. Paradójico pero real debido a la reducción del Draw-Down que se produce, lo que libera capital para operar.

Veamos las características principales de los sistemas anti-tendenciales y sus efectos en la psicología del trader:

  • Tratan de comprar cerca de mínimos y vender cerca de máximos, por lo que tienen stops y objetivos pequeños, y parecidos entre sí. Recordemos que el rango de los precios es estrecho por lo que tenemos que trabajar con stops y objetivos cercanos. Todo esto favorece el seguimiento del sistema ya que nos resulta cómodo psicológicamente abrir posiciones de esta forma porque no nos parece que entremos tarde en el mercado y solemos estar poco tiempo dentro.

  • Sacan partido de los laterales, que recordemos es el tipo de mercado más frecuente, pero sufren en las fuertes tendencias, que es donde realmente se ganan las grandes sumas de dinero. Suelen tener Draw-Downs más cómodos, pero no siempre menores.

  • Su fiabilidad (% de negocios acertados) suele ser más alta, superior al 50%, por lo que es más fácil seguir las señales y es muy cómodo psicológicamente.

  • En cambio, el ratio avg.win/avg.loss (ganancia media en los negocios acertados / pérdida media en los negocios fallados) es inferior a los tendenciales. Dicho de otra forma suele ganar y perder el mismo dinero en sus trades.

Estos dos estadísticos se mueven inversamente de manera inseparable. Elevados % de aciertos implica menores avg.win/avg.loss y viceversa. Esto tiene que ver decisivamente sobre todo con la estrategia de salida.

  • Operan eventualmente y suelen ser menos rentables en el largo plazo que los tendenciales, pero suelen ganar cuando los tendenciales sufren lo que los convierte en una excelente arma para diversificar una cartera de sistemas tendenciales.

No olvidemos que es frecuente pasar largos periodos sin tendencia en los mercados, momentos en que probablemente nuestros sistemas tendenciales estarán sufriendo. Es entonces cuando nos alegraremos de tener algún anti-tendencial en nuestra cartera. Y es que nuestro objetivo siempre debe ser operar con una cartera de sistemas correctamente diversificada. El éxito se obtiene pensando en global no en individual.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *