Sistemas de Trading Intradía

Una operación intradía es una posición iniciada y liquidada durante el mismo día de trading. El trading intradía sería el master del trading.

El mercado es fractal y por lo tanto las reglas que sirven para el chart diario sirven generalmente para el intradiario, se puede aplicar prácticamente el mismo tipo de análisis a uno que otro, aunque evidentemente el intradía tiene algunas particularidades que requieren de un análisis particular: los gaps, las pautas temporales, etc. No obstante, en el trading intradía se actúa mucho más en el mercado, se toman más decisiones, y la necesidad de una rápida respuesta a situaciones que pueden cambiar muy rápidamente, exagera cualquier mal hábito de trading. Solo los mejores resisten años y años de trading intradiario, es la prueba de fuego de cualquier trader y en términos generales provoca mucho mayor desgaste en la piscología del trader. Cualquier trader debería tener una gran disciplina, previsión, una buena estrategia, bien planificada y evaluada, y gran concentración, pero el trader intradía tiene la exigencia de tener todas estas cualidades día tras día, sesión tras sesión.

Así, los sistemas de trading intradía son aquellos que, en términos generales, no dejan posiciones abiertas al cierre de la sesión, entran y salen del mercado en el mismo día. Lógicamente estos sistemas trabajan sobre charts intradiarios, usualmente de bajo timeframe, 5 o 1 minutos, e incluso los hay sobre charts de ticks. No todo el mundo usa esta clasificación, se pueden encontrar referencias a sistemas intradía que sí dejan posiciones abiertas, son los llamados sistemas intradiarios continuos, que “corren” en el chart intradiario pero no cierran necesariamente antes de que la sesión finalice.

Ya sabéis las ventajas que tiene el trading algorítmico frente al discrecional así que no voy a volver a repetíroslas, pero si nos centramos en el trading intradiario los factores psicológicos/emocionales todavía resaltan más. Evidentemente el trader de sistemas intradía tiene que tener todas las cualidades que hemos detallado anteriormente, pero operar con sistemas supone un desgaste mucho menor durante la sesión de trading respecto al trader discrecional y eso alarga la vida del trader. La presión es menor, la disciplina más sencilla.

Veamos ahora las diferencias entre los sistemas intradiarios y los continuos (aquellos que no cierran necesariamente a final de la sesión):

El primer factor que nos viene a la cabeza es el impacto de los costes por operar, las comisiones y el slippage (diferencia entre el precio teórico al que deberíamos ejecutar una orden lanzada por el sistema y el precio al que se ejecuta realmente la orden). Lógicamente los sistemas intradiarios son más sensibles a los costes y a cualquier variación en ellos. Esto es porque el beneficio medio por operación es lógicamente más bajo y por eso un aumento en los costes inesperado puede llevarse parte o la totalidad de ese beneficio medio. Los sistemas continuos o swing suelen ser sistemas tendenciales y en todo caso de más largo recorrido, con un beneficio medio por trade mucho mayor y por tanto menos sujetos al impacto de los costes y sus variaciones. Por este motivo los traders intradía prefieren activos muy volátiles, a más volatilidad más rango durante la sesión y a más rango más oportunidades de abrir y cerrar los trades con beneficio durante la sesión. Por ejemplo, durante el 2003 el futuro del DAX tuvo un rango medio durante la sesión de unos 2.200€, mientras que el futuro del EUROSTOXX50 y el del BUND de algo más de 600€. A priori es mucho más adecuado para el trading intradía el DAX que el EUROSTOXX, aunque realmente tendríamos que verificar que somos capaces de obtener un beneficio medio por trade notablemente superior al coste de entrar y salir. Por ejemplo, en el caso del DAX un slippage razonable sería de unos -23€ por lado, si añadimos una comisión de -12€, y lo multiplicamos por dos (entrada y salida) nos da 70€. Este es el coste que debemos considerar que tiene un trade del DAX, que supone solo un 3.2% sobre el rango diario comentado. Obteniendo “solo” el 25% del rango de la sesión el sistema aún sería rentable, lo que es a priori aceptable, pero deberíamos compararlo con el beneficio medio del sistema.

Si hacemos este mismo cálculo para el EUROSTOXX50, un slippage razonable para éste sería de unos -3.5€, añadimos una comisión de -9€, lo multiplicamos por dos y obtenemos un slippage por trade de -25€. En este caso supone un 4.2%. Mayor que el DAX, pero sigue siendo un porcentaje muy bueno, con lo que también es apto para el trading intradiario a priori. El EUROSTOXX50 tiene mucha menor volatilidad que el DAX pero mucha mayor liquidez, por eso se acerca tanto al DAX en esta puntuación. Ciertamente, como veis el factor más importante es el slippage y éste depende sobre todo de la liquidez/volumen del mercado y también de la calidad de la conexión al mercado.

En los sistemas intradía los costes son determinantes y es obligación del desarrollador ser pesimista en sus estimaciones y hacer pruebas de sensibilidad a sus variaciones, ya que una pequeña variación en el slippage puede arruinar los resultados de un sistema intradiario.

El tipo de sistemas y de las órdenes enviadas también son muy importantes para el slippage. Hay dos grandes familias de sistemas y luego distintas subcategorías:

  • Sistemas tendenciales: Detectan cuando una tendencia ha empezado y se incorporan a ella, intentando mantener la posición hasta que la tendencia termina. Son sistemas que deben dejar correr los beneficios inexcusablemente para ganar mucho cuando aciertan, ya que si no pueden perder su gran ventaja. Como no, deben cortar en seco las pérdidas, como cualquier sistema. Un ejemplo sería un sistema de cruce de medias.
  • Sistemas antitendenciales: Buscan comprar en soportes y vender en resistencias, normalmente basándose en la sobrecompra o sobreventa del mercado. En esta ocasión dejar correr los beneficios no es imprescindible, aunque sí recomendable. Como cualquier sistema también deben cortar en seco las pérdidas, y de hecho suelen tener stops más ajustados ya que operamos en contra de la tendencia. Un ejemplo sería un sistema de estocástico basado en las zonas de sobrecompra y sobreventa.

Los sistemas tendenciales intradía suelen entrar en rupturas de precios, en rangos horarios específicos y a favor del movimiento de los precios, y esta entrada suele acarrear un mayor slippage. En su concepción típica son difíciles de utilizar en la operativa intradiaria ya que no podemos dejar correr los beneficios indefinidamente. Así que es usual ver sistemas intradiarios más bien mixtos, con entradas tendenciales y salidas más típicas de antitendenciales.

Los sistemas antitendeciales o de reversión a la media, suelen entrar con órdenes limitadas, en retrocesos de precios, lo que puede dejar el slippage incluso en 0. Este es uno de los motivos por el que muchos traders intradía trabajan estrategias de reversión. Lógicamente hay activos que se adaptan más a un tipo de estrategia que otra.

La verdad es que en España la gran mayoría de sistemas disponibles son intradiarios. ¿Significa esto que son mejores? No necesariamente. En Estados Unidos vemos una mayor igualdad entre unos y otros. Ciertamente los sistemas intradiarios suelen arrojar mejores cifras de performance en los Backtestings. Los sistemas continuos o los que directamente operan sobre el chart diario, semanal o mensual, suelen tener unas mayores cifras de Draw Down que los intradiarios. Son sistemas más lentos, que operan menos y que por tanto tardan más tiempo en reaccionar a los cambios bruscos de comportamiento del mercado. A cambio, los sistemas continuos suelen basarse en pautas más estables en el tiempo, más robustas, que suelen soportar mejor el paso del tiempo.

Sin duda alguna lo ideal es combinar ambos tipos de sistemas. Son sistemas que siguen timings de mercado muy distintos y probablemente muy descorrelacionados entre sí, así que una cartera que tenga ambos tipos de sistemas es la mejor elección para el trader de sistemas que busca diversifiación y una curva de performance lo más estable posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *